Participa CEDHBC en mesas de trabajo hacia una Ley para Prevenir, Sancionar y Erradicar el Feminicidio

Mexicali.- La Presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC), Melba Adriana Olvera Rodríguez, impartió una conferencia sobre el derecho que tienen las mujeres, niñas y adolescentes a una vida libre de violencia.

Lo anterior, como parte de las mesas de trabajo “Hacia una Ley para Prevenir, Sancionar y Erradicar el Delito del Feminicidio” en Baja California”, organizadas por Legisladoras Federales en el marco del Día Internacional de la Mujer, evento desarrollado en Mexicali con la organización de la Diputada Federal Lizbeth Mata Lozano.

Durante su exposición, la Ombudsperson de Baja California destacó que desde 2015 la CEDHBC instó al Gobierno de Baja California a investigar las muertes violentas de mujeres en el Estado como feminicidios.

Olvera Rodríguez refirió que de acuerdo a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia se define la violencia feminicida como la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado y puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres.

En 2014 se registraron en México 2 mil 289 defunciones de mujeres con presunción de homicidio (DFPH), según datos del INEGI. En el mismo año el Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal registró que 5 mil 992 mujeres presuntamente fueron víctimas por homicidio, según información de procuradurías y fiscalías de los estados. Las Defunciones femeninas con presunción de homicidio (DFPH) tuvieron un incremento en 2013 y ocurrieron con mayor frecuencia en la vía pública.

La Ombudsperson de Baja California, precisó que el Feminicidio es un delito que está tipificado en el artículo 129 del Código Penal de Baja California, en el cual se específica que: “Comete el delito de Feminicidio el que dolosamente prive de la vida a una o varias mujeres por razones de Género”.

Manifestó que el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia debe garantizarse por parte del Estado, aplicando las leyes para que los casos de feminicidios se investiguen con rapidez y diligencia, para que se sancione a los responsables y se brinde la reparación integral del daño a las víctimas y sus familiares.

Por otro lado, Olvera Rodríguez destacó que la CEDHBC puso en marcha en 2018 el Observatorio de los Derechos Humanos de las Mujeres, las Niñas y las Adolescentes, en el que participan representantes de más de 60 asociaciones de la sociedad civil organizada, barras y colegios de profesionistas, academia y población en general.

Precisó que se trata de un círculo de colaboración entre la CEDHBC con todos estos actores relevantes para la supervisión del cumplimiento de los derechos de las mujeres, las niñas y las adolescentes en Baja California, así como la creación de un programa de indicadores para medir el cumplimiento de derechos en Baja California.

Otra acción relevante emprendida en 2017 por la CEDHBC es el Pacto que ha signado con los Presidentes del Poder Judicial, de la Mesa Directiva del Congreso, con el Ejecutivo del Estado, así como con Alcaldes y Alcaldesas y otros actores con lo cual, queda manifiesto el compromiso de establecer una agenda de avance en los derechos humanos para las mujeres y las niñas.

“Uno de los derechos que está pendiente de garantizarse plenamente en Baja California es el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia, por lo tanto, es uno de los temas importantes que se han abordado y analizado tanto en el Observatorio como a través del Pacto”, subrayó.

De igual manera, recalcó que el Objetivo 5 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU es la Igualdad de Género, el cual busca poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas, lo cual no es sólo un derecho humano básico, sino que además es crucial para acelerar el desarrollo sostenible. Según la ONU, ha sido demostrado una y otra vez que empoderar a las mujeres y niñas tiene un efecto multiplicador y ayuda a promover el crecimiento económico y el desarrollo a nivel mundial.

“Mi invitación es a que todas las personas seamos críticas, analizando qué viene para nuestras ciudades, para nuestros estados, qué nos ayudaría a mejorar no solo la calidad de vida de nuestras familias, que nos va a ayudar a mejorar como sociedad, qué nos va a permitir avanzar, evolucionar y tener más derechos humanos garantizados. Si las mujeres, las niñas y las adolescentes no tienen garantizados los derechos igual que los hombres, entonces no son derechos, son privilegios”, concluyó Melba Adriana Olvera Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *