El Cascanueces y El Rey Ratón se presentó en el Cecut por el Ballet Ruso Voronezh.

Con toda la belleza y espectacularidad del ballet clásico se presentó la Compañía de Teatro Russian State Ballet Voronezh en la Sala De Espectáculos del Cecut.

Los vestuarios que evocan otra época, los juguetes que reciben los niños, la alegría de la navidad, los colores simbólicos y la música de Tchaikovsky, El Cascanueces llenaron de belleza clásica la sala.

A las 18:30 horas los bailarines de la mejor compañía de ballet de Rusia bajaron el telón de los sueños y la magia inició cuando desde dentro de una vivienda de Rusia también llamadas pagodas los niños reciben sus regalos.

Los niños bailan, se divierten y los invitados vestidos con las mejores galas disfrutan de una tarde que antecede a la noche buena y el tema emblemático La Danza Del Hada De Azúcar antecedido por la Obertura y la Marcha llenan el ambiente.

La disciplina de los bailarines, la pureza y elegancia de sus movimientos emocionan a un público diverso en la sala que enmarcados por una hermosa escenografía recuerdan aquel ambiente de Dickens y Scrooge y ahora en este caso el público es transportado a aquella noche de navidad en donde un grupo de ratones “asalta” el árbol de navidad llevándose a la hermosa princesa.

Todo ocurre en la magia de un sueño de Clarita quien es la hija menor y el Cascanueces su juguete favorito es quien la defiende del Rey Ratón.

El Cascanueces y los soldados de estaño luchan cuerpo a cuerpo con los malvados ratoncitos y en un arrebato de miedo Clarita defiende al Cascanueces lanzando un zapatazo a su adversario. Salva al Cascanueces.

En la magia del relato, el cascanueces se transforma en un príncipe y “al paso del tiempo” ya adulta Clarita bailan bajo las estrellas eternizando su amor.

Este ballet, que tiene más de 50 años de existencia, es uno de los más reconocidos en Rusia y una de las mejores compañías a nivel nacional en ese país, que tiene su propia academia de ballet y coreografía a nivel internacional.

Obertura, Marcha, El Cascanueces, Danza del Hada de Azúcar,
Russian Dance, Arabian Dance, Danza china, Danza de las flautas, Vals de las Flores, El árbol de Navidad, Danza Abuelo Galop y entrada de los padres de los niños, fueron interpretados en la primera parte.

Después del intermedio se finalizó con Variaciones Pas de deux, Vals de los copos de nieve, El Castillo de la Magia en el Reino de los Dulces, Las Españolas y Waltz final y apoteosis.

Poco mas de una hora y media bastaron para disfrutar y soñar con ese relato que desde 1816 escrito por Ernst Theodor Amadeus Hoffmann a logrado darle belleza a la navidad y me atrevo a decir un antecedente de esa idea de imaginar a los juguetes luchando en un universo paralelo en donde la imaginación y la belleza no tienen fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *