Hay ruido en el rancho Nativo Fest 2018 

Nativo Fest 2018 en Rancho Mina Vieja en Ojos Negros…adelantito de Ensenada iniciaba a las 16:00 horas ya instalada la casa de campaña y a lo lejos Género Humano rompía con el silencio de la naturaleza e inauguraba el sábado 13 una noche de música al aire libre.

Las instalaciones, la organización, los puestos de comida, un gran escenario; una pantalla gigante excelente sonido pero simplemente faltó público.

La organización apostó por el talento que ha surgido en Baja California; ese es el objetivo; enfocarse además en lugares en donde se resalta la belleza natural y la profundidad ancestral de nuestra cultura.

Hubo una ceremonia ritual sobre y bajo el escenario en distintos momentos a cargo del grupo Calpuli Taltlaukitepec de Tijuana. Mujeres con cítaras cantaban y danzaban y el gran jefe de penacho amplio de plumas de avestruz bendecía la riqueza natural y parecía se comunicaba con el gran Dios de la naturaleza; el aroma de fragancias e incienso inundaba el lugar.

Luna Negra continuaba con el repertorio de covers con esa excelente voz con su rock, blues y ritmos de metal y los que recién llegaban se unían a la algarabía de los que bailaban mientras ya la luz de una tarde nublada empezaba a ocultarse detrás de los árboles que rodeaban al escenario.

El aroma a rancho, a tierra húmeda de una tarde fría agudizaba los sentidos y la leña estaba lista y cortada para quienes gustaran hacer su fogata.

Las casas de campaña hacían un pequeño vecindario de colores vistosos y la belleza de la naturaleza era impactante con hileras de árboles que se pierden en el paisaje rodeado de cerros y el juego cromático del tono verde en todos los niveles.

Un camino de poco más de dos horas y media entre laberintos y paisajes de Baja California al sureste de Ensenada hasta llegar al camino polvoriento del Rancho Mina Vieja en Ojos Negros y la emoción del viaje continúa en el escenario.

El Dj Sergio Villanueva se frotaba las manos, el frío incrementaba y la noche ya empezaba a caer en el paisaje e iniciaba esa belleza natural de las estrellas y las fogatas empezaban a arder con el crepitar de los troncos perfectamente cortados y el frotar de las manos frente al calor y las cervezas también ya destapadas refres

Las bandas que decidieron tocar a pesar del escaso público encontraban con gente receptiva que se metían a su ambiente y bandas como Jardín, Montecaban los labios en pequeños sorbos.

A las 20:20 horas Kinky ofreció una conferencia de prensa. Comentaron sobre la importancia que siempre han tenido de hacer de su música algo orgánico y que no solo sea la máquina la que dicte e incluso hicieron un set unplugged para MTV. De Venus, Zome, Kinky y Grenda supieron sacarle jugo al escenario y realizaron sets que valieron la pena y demostraron profesionalismo y ganas de conectar con su propuesta en la primera edición del Nativo Fest 2018.

“Siempre hemos tomado algo de los dos mundos, lo natural y lo electrónico aunque la columna vertebral de nuestra música sean los betas y samplers, aún así creo que no somos muy dependientes de la maquina”. Dice Gil Cerezo el vocalista líder de Kinky.

Comentó además conocer la música de Nortec dicen llevarse muy bien con ellos y aunque no hay planes ahora de colaborar en algo si esperan que surja algo en común en un futuro cercano.

La banda regiomontana además comentó en voz de Ulises Lozano (Acordeón y teclados) sobre el estrenó del video de “Loco”, el cual grabó a finales de 2017 en Puerto Vallarta, y supone el quinto sencillo de su nuevo álbum de estudio “Nada Vale Más Que Tú” fué una invitación directa del gobierno de ese estado.

Mientras tanto sobre el escenario Jardín sonaba con su propuesta y en poco más de treinta minutos le dieron al festival algo para soñar con su propuesta de música indie.

 

Gilberto «Gil» Cerezo, Ulises Lozano, Carlos Chairez
Omar Góngora y César Pliego después de charlar con la prensa se subieron al escenario a las 21:40 horas iniciaban su participación en Nativo Fest 2018 con Presidente.

Y los colores en el escenario al ritmo de la banda regiomontana vibraron con los colores verde, blanco y rojo y en la pantalla espectaculares visuales mientras Gil Cerezo bailaba a su ritmo y llenaba el Nativo Fest 2018 de su ambiente e invitaba a los de baja California a seguirlo.

Y así, percusiones, teclados, guitarrista y el bajista Cesar Pliego con su característico estilo se doblaba con su bajo a raz del piso y luego se levantaba al ritmo de la rola; taconeaba agusto mientras se movía de un lado del escenario al otro y se unía a la guitarra de Omar Gongora.

Las percusiones de Carlos Chaidez y Gil Cerezo vocalista y el tecladista de pronto tomaban el protagonismo y eran iluminados en siluetas que parecían dibujarlos y el contagioso ritmo de “Despues Del After” rompía el silencio de la habitual naturaleza del Rancho Mina Vieja.

El cielo se había despejado. Y las estrellas brillaban al máximo y las siluetas de los asistentes se veían danzaban, algunos con cerveza en mano y las nubes que se habían alejado solo dejaban un frío que calaba pero parecía evaporarse al ritmo de “Más y Más” y todo era removido al calor de la música que incendiaba la soledad del rancho.

Además tocaron temas de su más reciente material “Nada Vale Más Que Tú” y así sonaron los acordes de “Charro Negro”, tema que escribieron en colaboración con Pepe Aguilar y “Acento En La U”, “Desaparecer” y “Coqueta” temas que se integran perfecto al sonido que innovó la escena de la música electrónica desde el 2002.

Una gran participación de Kinky que le echo ganas a sus ritmos y supieron sacar la casta en el festival Nativo 2018 cerrando su participación con “A Donde Van Los Muertos”.

Dejaron el escenario listo para que Grenda se luciera increíble con su set de música electrónica. Ramon Amezcua (Bostich) ahí se encontraba ayudando a Eduardo a conectar cables y apoyando a Eduardo Amezcua que como dijera Roxy de More Fm a la hora de presentarlo: “Tiene los genes electrónicos, un músico que creció rodeado de teclados y música”.

Eduardo Amezcua, “Grenda”, supo aprovechar el escenario de Nativo Fest 2018 cuando desde sus máquinas supo jugar con los sonidos que encantaron a los presentes en un set profundo en donde combinó los sonidos electrónicos con su voz acentuando una profundidad contemplativa a su música.

Las luces cambiaban en distintos tonos alrededor del músico y los samplers de sus sonidos invitaban además de escuchar a seguir el ritmo con todo el cuerpo y el set se alargaba y era placentero la bella tesitura de esos sonidos además de su voz que enmarcaban perfecto en sus temas.

Y así presentando ritmos de su más reciente material Different Reasons, Grenda agradaba y agradeciendo el apoyo del público que le pedía otra alargó su set con temas adicionales y envuelto en un gran juego de luces y humo supo sacar adelante su set y cerrar su participación haciendo despliegue de talento escénico.

Las fogatas encendidas y las estrellas seguían brillando, las nubes se habían alejado y la noche parecía no tener fin cuando alrededor del fuego el frío de la madrugada invitaba a observar el fuego arder.

Y como había cantado Kinky algunas horas antes “Bailemos hasta quemarnos” y a seguir la noche hasta que en el horizonte aparezca de nuevo la belleza del paisaje de Baja California en la primera edición de Nativo Fest 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *